leyendo...
Poesía

Alberto Esparza, Nº5 (Océano)

Madre de madres

Alberto Esparza

Quietud ausente de marea
son millares destellos vivos,
cual viva la barca estela
en océanos infinitos.

Caricia sensual de amante
añil color perpetuas olas
a las costas, arena piedras
madera del tocón distante.

Tocón de madera ausente
levitar vaivén de las curvas,
suaves o de ira bramante
arrastrado  en tibias aguas.

Vivo acuoso es tu cofre
custodia tus joyas ancianas,
seres  de extraña índole
en  la Fosa de las Marianas.

Madre de la madre de madres
pues  somos los hijos del agua,
tus  hijos de vidas vibrantes
caminantes  sobre la tierra.

A la quietud de simple alga
brava en el mar de la calma,
tu zafiro madre amada,
lágrimas puras de tu cara.

Hogar de tifones leyendas
de las hipnóticas sirenas,
conexión de vida esencias
hogar de almas primigenias.

Quietud ausente de marea,
quietud presente en las rimas
loco silente que anhela,
ser alga del mar de las velas.

Ser playa de gualda arena,
la roca que siempre espera
océanos viva estela,
el vergel, de agua eterna.

Alberto Esparza  – Trovando al vacío
06/04/2012

BIO:

Soy una persona que disfruta de la poesía tanto de su lectura como de su composición, aunque más bien soy poco lector confeso. Atraído por la poesía clásica ésta marca mi estilo, aunque no estoy atado a ninguno en concreto.
Colaboro con la asociación Alma Poeta de L’Horta Nord en Tavernes Blanques (Valencia) y siempre estoy abierto a participar en cualquier recital, parte que disfruto mucho, pues tiene esa parte interpretativa que me atrae.
La inspiración me atacó por sorpresa a la edad de 19 años y me acompañó durante unos años hasta que quedó dormida. Pero gracias a una persona, una gran persona despertó de nuevo las rimas y gracias a ella, a día de hoy siguen activas. Te debo el blog de poesía, te debo mis rimas, te debo mucho sirena. Gracias.
Recientemente tuve el privilegio de colaborar con esta publicación on-line, constituyendo mi primera publicación en un medio “ajeno a mí”. De nuevo gracias En la isla por la oportunidad brindada.
A este poema lo he llamado Madre de madres, pues a fin de cuentas surgimos de los océanos hace ya mucho, mucho tiempo. Somos hijos del agua. Unos hijos que a veces olvidamos nuestra conexión con los océanos. Esto constituye un gran error ¿pues qué haríamos con mares extintos o carentes  de toda vida?
Sea impresión digital o plasmada en papel, en grupos de poesía en Facebook, donde sea, siempre es un placer colaborar. Lanzar al vacío los versos trovando a la eternidad.
Soy tan solo una persona: nada más.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

A %d blogueros les gusta esto: